MENU
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

Experiencias de Susana y Pepe en el viaje solidario a Senegal agosto 2017

Autora: Susana Martínez (septiembre 2017)

 

Una mezcla de necesidad de nuevas experiencias y necesidad moral, me llevo a encontrar este gran viaje a Senegal gracias a Construye Mundo.  
Un viaje que te cambia por completo y te despierta todos los sentidos que lamentablemente en nuestra vida occidental parecen estar escondidos.
Inicie esta idea en solitario por mis inquietudes en conocer este gran continente y especialmente sus gentes.
Mi nerviosismo y miedos de emprenderlo sola desapareció por completo al conocer al gran guía que nos iba a acompañar en esta experiencia. Ambrosio.  Su sonrisa, su complicidad y su generosidad me conquistó desde el primer segundo y me acompaño durante todo el viaje. Un viaje que sin duda no hubiese sido el mismo sin él y sin el inespererado ultimo compañero que se unió al grupo el ultimo día; Pepe. Gracias a él, ha sido un viaje lleno de risas y de momentos realmente auténticos e inolvidables.
Después de visitar todos los proyectos de Construye Mundo me invaden las emociones que en todas las visitas sentí. El poder que tienen sus sonrisas, sus caras de felicidad y el coraje y la belleza de sus gentes. 
Sólo llevo dos semanas desde mi vuelta de Senegal y cada día recuerdo todas estas emociones, guardo sus sonrisas, su generosidad y su sencillez en mi corazón y pienso en el día de volver. Jerejef senegal y Jerejef construye mundo por realizar este viaje y en especial gracias a Ambrosio y a Pepe por habérmelo hecho vivir tan intensamente. 

 

 

 


 

Autor: Pepe Jiménez (septiembre 2017)

 

Encontré este viaje por casualidad, buscando en internet algo diferente que me ayudara a saciar un poco mis ganas de hacer un voluntariado.

Pregunté si podía hacer el viaje el día 1 de Agosto y ese día compre el vuelo y el 2 ya estaba volando para embarcarme esta aventura.

Y ha sido una de las mejores experiencias de mi vida.

Te enseña a valorar cosas que en nuestros países tenemos olvidadas.

Cada día desde mi vuelta veo un ratito mis fotos de este viaje y recuerdo lo feliz que me han hecho sentir gente que sin conocerme de nada me dio todo lo que tenían, sus abrazos, sus sonrisas y su felicidad plena y sincera.

Creo que este viaje ha cambiado muchas cosas en mí y espero mantenerlas en el tiempo.

Agradecer también a nuestro guía Ambrossio y al chófer, Pap, su dedicación y esfuerzo porque todo estuviera bien para nosotros, son dos personas buenas, entrañables y que se hacen de querer muy pronto. Espero veros pronto compañeros.

Agradecer, por último, a mis compañeros de viaje, y en especial a Susana mi “compi”, por su apoyo, por las risas, las gazzeles J y demás momentos inolvidables, gracias.

 

(Pepe con camiseta roja en mitad de la fotografía)