MENU
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

Una nueva escuela en India

Autora: Icíar González Santero, Técnico de Proyectos de Cooperación de Construye Mundo

24 de febrero de 2011, estamos en la Fundación Vicente Ferrer, en Anantapur, India. Somos Icíar, colaboradora incansable de este sueño que es Construye Mundo, y Manuel, un amigo curioso por conocer nuevas realidades de este mundo.

Después de haber pasado 3 años de mi vida en este pequeño y alocado pueblo del sur de India, he vuelto. Ahora, después de 2 años, y ¿por qué? Porque ya no podía más, porque necesitaba volver a disfrutar de las sonrisas, de los colores y las especias de este país lleno de pobreza y riqueza, lleno de cariño, lleno de todo… porque nunca ha habido en la Tierra un lugar tan “multi-todo” como es India.

Para mí es un viaje especial; a parte de por ser un reencuentro con mi segunda casa, porque vengo como representante de Construye Mundo para inaugurar una escuela en el pueblo de Eddulapalli, en el área de Pamidi de Anantapur. Hoy es una mañana especial. Nos hemos levantado, hemos desayunado “pongal” con polvo de chilis y a las 10 de la mañana hemos comenzado la celebración. Y digo celebración porque así es el día de hoy para los 500 habitantes de Eddulapalli, unas 130 familias aproximadamente. Nos han recibido con tambores, bailes, flores y bendiciones. Nada más llegar, una guirnalda de flores, curcuma en las mejillas y “tikka” en la frente. Unas 200 personas nos han dado la bienvenida en el pueblo, la mayoría mujeres y niños ya que los hombres están trabajando. Llegamos a la escuela, que sigue el modelo que utiliza la Fundación para dichas construcciones, es decir, un edificio de forma rectangular con numerosos murales didácticos tanto dentro como fuera sobre lengua, matemáticas, anatomía, alimentación o historia. Además de como escuela de apoyo a la educación gubernamental, este edificio será utilizado como centro comunitario para otros eventos, reuniones o acontecimientos que así lo requieran. Es un tesoro para el pueblo, y como tal lo cuidarán. Ese el mensaje principal del Sr. Durgues, director regional de la zona, que les anima entusiasmado a cuidar aquello que reciben, a esforzarse por mantenerlo, por estudiar y por aprovechar todas las oportunidades que les pueda generar. Además hablan otras 3 mujeres del comité de gestión de la comunidad. Y posteriormente llega el momento de decir unas palabras de nuestra parte. Les hablo de Construye Mundo, les explico que somos una organización que ayuda a personas en distintas parte de mundo, no solo en India, pero también en África. Ellos prestan atención, escuchan atentos. También les afirmo que tanto Manuel como yo nos sentimos halagados por haber tenido un recibimiento tan grato, por haberse esforzado tanto en hacer una inauguración tan preciosa y que por supuesto, esperamos que esta escuela les ofrezca las oportunidades suficientes para que en el futuro puedan disfrutar de una vida digna, sana y rica en valores justos y equitativos.

Ese es nuestro deseo… y el suyo. Qué bonito es saber que aunque en distintas partes del mundo, todos ansiamos lo mismo, todos somos iguales.

Al final, los niños cantaron, nos chocamos las manos, nos hicimos mil fotos (que pronto podréis ver en la web) y nos dijimos “Hasta la próxima!”… porque hemos de seguir inaugurando sueños hechos realidad.

A todos los colaboradores: seguimos “construyendo el mundo” poquito a poco pero con pasos firmes. Seguimos ofreciendo ilusión e instrumentos a unas pocas personas que tienen unos pocos sueños que se están convirtiendo en realidad.

A final de mes vuelvo a Senegal, y os volveré a contar avances y noticias que he visto gracias al esfuerzo de todos vosotros.

Un abrazo a todos,
Icíar.

Mira las fotos de la inauguración en : http://www.flickr.com/photos/construye_mundo

Tags: proyectos , cooperación al desarrollo, viajes de seguimiento CMundo